viernes, 13 de agosto de 2010

Sobre prohibiciones y otros males en El Salvador

En estas fechas están de moda las prohibiciones en nuestro país y debemos analizar si todo lo que se discute debe prohibirse o manejarse de otra manera; lo que más ha causado polémica es la discusión sobre la tan comentada libertad de expresión, que muchos medios consideran importante y quieren evitar a toda costa que no se les sancione cuando dentro de su información publican falsedades, calumnias o documentales que tratan de engañar a la población. 

Esto es algo que debe analizarse concienzudamente y debe hablarse entonces de la ética de los medios de comunicación, de la forma en que deben regularse y si todos los profesionales en sus ramas tienen códigos de ética y restricciones, ¿Por qué no puede tenerlos el periodismo? Si se comete delito debe castigarse al culpable y la difamación o el uso inadecuado de los recursos publicitarios, que en verdad muchas veces es abusivo, debe corregirse y castigarse.

Otra polémica ha surgido en el caso de las cachiporristas, este día el Ministerio de Educación da su informe oficial donde prohíbe hasta los bombos, así como que estas muchachas salgan a expresar su arte sin importar cuánto tiempo han entrenado; en este aspecto si en verdad existen personas que buscan hacer trata de personas con ellas, debe buscarse restringir al que delinque, no a la victima; por otra parte si consideramos importante que para que una estudiante sea cachiporrista se busquen criterios de selección basados no solamente en su belleza física; debe exigirse que estas alumnas tengan buenos promedios en sus calificaciones, que sobresalgan, que dentro de su exigencia esté la firma de visto bueno de la familia en que se incorporen a estos grupos y por lo tanto que sean estudiantes ejemplares; sin embargo probablemente esto no satisfaría la visión de los seleccionadores actuales de cachiporristas; El Salvador seria quizás el único país en prohibir esta tradición de no sé si decenas o cientos de años. 

Ante esto existe una gran polémica debido a que autoridades del gobierno exigen que se suspenda la existencia de cachiporristas por considerar que se utiliza la figura femenina de manera inadecuada; sin embargo no se prohíbe que funcionaros sin capacidades para los cargos sean ubicados en ellos, no se prohíbe que las personas lleguen a puestos importantes por política y no por capacidad y no se busca proteger a las víctimas (los ciudadanos) y en su lugar se protege a los delincuentes corruptos, como el caso de muchos funcionarios de la política actual.

El Ministerio de Educación en coordinación con el Ministerio del Interior debe buscar entonces que otras cosas deben prohibir y entre estas cosas están la pornografía, los ofrecimientos de sexo y otros actos indebidos que a diario se dan en casi todos los canales de televisión. En diferentes programas, principalmente de música o juveniles sale una franja de mensajes telefónicos; en estos mensajes se ofrecen sexualmente personas de diferente tendencia sexual, se invita a personas viudas, solteras, casadas, divorciadas o en diferente situación a llamar a números donde se ofrece diversión gratuita, se implementan sistemas que pueden llevar a la comercialización sexual, al secuestro, al asesinato; puede que dentro de los mensajes haya criminales de mente perversa que buscan victimas para saciar sus deseos asesinos y esta sea también una de las causas de tanto asesinato. Este tipo de mensajes deben restringirse y ante esto las autoridades callan, en este caso no se utiliza inadecuadamente la figura humana, la sexualidad, los valores, la moral o es que los funcionarios de gobierno están ciegos ante este tipo de franjas que a algunas compañías les significan buenas cantidades de ingresos económicos, por lo que no pueden restringirse.

Al final consideramos que si bien la población está dividida en cuanto a las prohibiciones en los aspectos que hemos mencionado y en otros, las autoridades deben garantizar la seguridad ciudadana, los valores morales y espirituales, el valor del hombre y la mujer, el respeto a la dignidad de las personas, la seguridad, la salud, la educación, el trabajo; si se trabaja en aspectos por separado solo para tener una imagen de pulcritud y valores morales no se hace nada; debe trabajarse en la persona en su forma integral y de nada sirve que se prohíban las cachiporristas si a las mujeres no se les aseguran condiciones de vida y futuro, de nada sirve respetar a los medios de comunicación si ellos no respetan a las personas en sus comunicados, de nada sirve prohibir y no asegurar que las condiciones de vida de todos los ciudadanos y ciudadanas serán los ideales; el costo de la vida va en aumento, los impuestos se aumentan, los salarios se congelan, los puestos de trabajo escasean, la violencia aumenta; exijamos al gobierno que se trabaje en la persona en forma integral , no solo en apariencia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Prohiban los prostibulos, las barras show, los bikinis en kla playa, las minifaldas, los trvestis, no permitan las bodas ggay.
eeey, por que no le han metido mano a la ley contra las maras??

Anónimo dijo...

Aqui la poblacion esta dividida en cuanto al tema de las cachiporras, las mujeres contentas, los hombres enojados por la prohibicion, cada quien defiende lo que le conviene. Las pobres mujeres sufren cuando llega el mes de septiembre porque los hombres nos damos el taquito de ojo o como dice quijano tenemos ese colirio para los ojos. Pero la pregunta es, ¿quien tiene la razon? el sexo masculino defendemos a capa y espada la tradicion, lo que sinceramente me causa risa porque honestamente a la mayoria de hombres lo que menos nos importa es la tradicion, o estariamos igual de enojados por la prohibicion si quienes desfilaran fueran señoritas con trajes tipicos, o ¿acaso no seria mas cultural desfile de atletas de las diferentes ramas? sino asistimos a los desfiles solo para observar el cuerpo de las señoritas ¿porque decimos que ahora los desfiles seran aburridos? ¿es que ellas son el atractivo? quizas no todos, pero la mayoria de hombres dirigimos miradas maliciosas hacia estas señoritas y quien sabe que ideas se atraviesen por la mente de los mas perturbados. La excibicion de gran parte del cuerpo de estas señoritas hace volar la imaginacion, misma que si pertenece a una mente deiquilibrada puede despertar los mas bajos instintos o la creacion de fantasias sexuales. Mi esposa por otra parte esta feliz con la prohibicion, ya que al contar con varios añitos encima se siente en desventaja, puesto que sabe que si voy al desfile no es solo por apoyar a mis hijos y llevarles aguita por el cansancio, sino para admirar "el talento" de las jovencitas cachiporras. Asi que aqui sigue el dilema, ¿quien tiene la razon? preguntemosle a la doctora Nancy

Anónimo dijo...

la verdad es que se ocupen de los temas del desempleo , las maras y la delincuencia , asi como el aumento de la cnasta basica y que las medicinas en los hospitales no hay y ya en el fosalud de tonaca no hay nada y solo cerrado pasa eso hay que ver lo de mas es flocklore nada mas .

Pedro dijo...

Con respecto a la tema de la penalización de la crítica periodistica: TODO COMUNICADOR RESPONSABLE NO DEBE TEMERLE, ya que lo unico que se hará es penalizar la critica y acusación injusta y sin fundamento... asi cabal como las de Altamirano en el EDH llamando a una ex-alcaldesa de San Salvador la reina de la basita en el editorial!! lo unico malo es que se penalizará al redactor y al editor y jefe de redacción me parece más no al dueño del medio que es el responsable de la linea editorial. Con esta ley ya nadie podrá decir que sos narco solo por fregarte, aunque no existan pruebas; con la ley antes de decir algo habrá que comprobarlo bien... uno de los mejores inventos que se pudieron hacer para el periodismo responsable

con lo de las cachiporras, es una tormenta en un vaso de agua