jueves, 11 de marzo de 2010

La toma de la UES y las organizaciones estudiantiles

Colaboración de Pedro Alfonso Lemus

El campus central de la Universidad de El Salvador (UES) tiene ya una semana cerrada por supuestos aspirantes a estudiantes universitarios, quienes la tomaron como medida de presión ya que exigen entrar a la única universidad pública del país por la fuerza ya que (se supone) no llegaron a la nota mínima aceptada en las dos pruebas que realiza la UES.

La Universidad de El Salvador arrastra un aparato burocrático que la hace más que lenta, inoperante. Los procesos administrativos están amañados (como en otras instancias del Estado) y amarrados al compadrazgo, como lo demuestra la publicación de la Prensa Gráfica de sábado 6 de marzo donde se muestra una carta de una alcaldesa del FMLN solicitando la entrada de su sobrina (la entrada se daría por este simple hecho) a la Universidad contrariando la Ley de Ética Gubernamental; la publicación muestra además el estado del proceso de admisión de los estudiantes de nuevo ingreso a la UES, que según palabras del Vicerrector Académico “se tiene que revisar y reorganizar”.

La Universidad ha perdido la credibilidad y prestigio que tuvo alguna vez, la “Comunidad Universitaria” del Dr. Fabio Castillo ha dejado de existir y nuestra “autonomía universitaria” es algo que sólo vive en nuestros sueños; y claramente ha sido superada por las demás universidades privadas del país.

Ahora, espéreme y relájese, ya sé que le va a echar la culpa a los veinte años de las presidencias areneras que nunca dieron un presupuesto justo y necesario para la Universidad… y yo agrego que también los universitarios hemos tenido parte de la culpa, ya que nunca pudimos crear una conciencia del cuido de las instalaciones del campus: locales (léase aulas) tomados por las organizaciones, pintas en sus baños cual pandilleros se tratara y esos virus malditos de la “dejación” y el “valeverguismo” que caracterizan a todos (estudiantes, personal administrativo y académico) en la Universidad.

Ahora bien, con los que tienen secuestrado el campus central de la UES, puedo decir que respeto y apoyo la consigna de “educación primero para el hijo del obrero” pero de eso a cerrar la Universidad… solamente se han ganado la condena y repudio de mi persona y de muchos otros universitarios. Siempre he considerado al diálogo como lo ideal para la resolución de conflictos, pero vienen estos supuestos aspirantes no aceptados ya con la Universidad tomada diciendo que “quieren dialogar”… por favor!!!.

La organización estudiantil y la Universidad de El Salvador se han visto afectadas por la mala imagen que dan estos grupos que más que unirse entre ellos se dividen, convirtiéndose en oportunistas de cualquier beneficio para sus propios intereses y no los de la Universidad (que va de paso, es lo contrario lo que siempre mencionan en su propaganda). Es impensable que a estas alturas del siglo XXI, con la caída del Muro de Berlín, la sucesión del poder en Cuba, el primer Presidente de la Izquierda en nuestro país, el primer Presidente afroamericano en los EEUU; todavía, las organizaciones pseudo-estudiantiles se tomen el campus, dañen propiedad universitaria y crean que son parte del BPR y que estamos en 1975 (no, no lo agarré del editorial del Diario de Hoy, por si lo pensó).

Es hora de modernizar la lucha, de darse cuenta cómo ganar adeptos para así poder realizar una verdadera lucha estudiantil, no con molotovs sino con la razón, una crítica constructiva que ofrezca soluciones y no sólo diga “esto está mal”, convertirse en una izquierda progresista que acepte una coma más y una coma menos en el discurso de cada uno…

Señores, es hora de abrir la Universidad y las mentes… es hora de que la Autónoma Universidad Nacional de El Salvador (UES) tome su lugar en todos los ámbitos de la vida nacional.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

tonaca libre que risa parece que vos te has quedado en 1975 pensando que has liberado territorio

Boanerge dijo...

En realidad el uso de la palabra libre no tiene que ver con territorios liberados (ya no estamos en guerra), con conquistas o conquistados, con falta de esclavitud o de opresión (que todavía existe); el uso de esta palabra es por que no pertenecemos a ningún grupo, no somos parte de un partido político (lo cual no quiere decir que no tengamos una tendencia), somos libres de opinar, de decidir, de caminar nuestro rumbo; por esa misma palabra tratamos también de respetar a los demás, de decir la verdad, de no ofender; por otra parte la palabra Tonaca es por que nos identificamos con nuestra ciudad, en fin tomamos un criterio más amplio al usar esa palabra; gracias por ver nuestro blog y por su comentario.

Pedro dijo...

Agrego una mas:
libertad de decir lo que no a muchos les gusta que se diga... la realidad.

Anónimo dijo...

Bune reportaje pedro, felicidades y tienen razon aqui se puede expresar lo que en otros espacios no se puede: la realidad....hay sitios de Tonaca en la web donde se dedican a poner "cositas bonitas", segun ellos, y ademas hay personas que lo utilizan para hacerse propaganda solitos...jajaja eso si que da risa, omito el nombre de esa persona para no afectar este sitio, pero creo que ya todos cayeron quien es!!! cabal el, calidad...jajajaja